Coalición Pro Internet

Facebook   Twitter

Tag: Alemania

Los medios alemanes reculan tras el pulso con Google

noviembre 6, 2014 No Comments

Artículo de Teknlife

Periodico alemán

Ha pasado poco más de un mes desde que Google Alemania decidiera hacer frente a los medios alemanes, encabezados por el gigante Axel Springer, eliminando las imágenes y los extractos de las noticias que se muestran en los resultados de búsqueda. Esta reacción era consecuencia de las presiones que el consorcio de editores alemanes llevaban efectuando sobre el gobierno del país para que hiciera pasar a Google por caja cada vez que mostrase un resultado. Algo bastante similar a lo que la AEDE está intentando hacer en España. Esperamos que la desastrosa experiencia alemana sirva para que abran los ojos antes de que el daño (para sí mismos fundamentalmente) sea ya irremediable.

Desastrosa experiencia decimos porque sólo han hecho falta dos semanas de acceso restringido a los resultados de los medios alemanes para que estos noten en sus carnes los efectos que que Google no tenga efecto. En concreto, según informa Reuters, Axel Springer habla de una disminución  del tráfico en las búsquedas de un 40%, y de un 80% si hablamos de Google News.

Al final el presidente ejecutivo, Mathias Doepfner, no ha tenido más remedio que reconocer el desastre y recular, admitiendo que de seguir en la lucha contra Google, habría sido un suicidio que les habría expulsado del mercado. Google controla el mercado de las búsquedas en Internet, sí señores. Es lo que hay.

Imagen: Sigismund von Dobschütz

Leer artículo completo aquí de Fátima Gordillo


Los editores permiten el uso de fragmentos de sus noticias

octubre 27, 2014 No Comments

Artículo de Media Tics

Google ha ganado el primer asalto en la cruzada que mantiene con los medios de comunicación alemanes. Los editores germanos quieren que la compañía les compense económicamente por el uso de fragmentos de sus contenidos, a lo que el gigante de Internet respondió eliminándolos del buscador. Una fuerte caída del tráfico ha llevado a los medios a permitir de nuevo su publicación, al menos hasta que se tomen las medidas legales pertinentes.

Los editores alemanes se han dado de bruces con la realidad. Su empeño en pedir a Google un 11% de los beneficios que generen sus contenidos si utiliza fragmentos de sus noticias en los resultados de búsqueda, provocó que la compañía procediera a su eliminación inmediata.

Tan solo unas semanas después, los editores han reconocido su error y dan su consentimiento para ceder a Google los derechos de uso de estas previsualizaciones de forma gratuita, aunque revocable. En uncomunicado de prensa, el consorcio VG Media, formado por 200 medios digitales, ha asegurado que los editores se ven obligados a tomar esta medida extraordinaria debido al “abrumador poder de mercado de Google” en Europa, que es superior al 90%.

Los editores se han dado cuenta de que serán los grandes perdedores si mantienen este pulso con el gigante de Internet. Desde que la compañía norteamericana dejó de mostrar las primeras líneas de los artículos y las imágenes en miniatura, se ha notado una bajada del tráfico web que, aseguran, podría acabar llevándoles a la quiebra. Este paso atrás vendría a dar la razón a Google cuando señala que los editores ven aumentar sus ingresos de forma significativa gracias al valioso tráfico que el buscador dirige a sus páginas.

Aunque Google ha mostrado sus satisfacción ante esta rectificación, lo cierto es que VG Media espera queen 2015 la Oficina de Patentes y Marcas se pronuncie a su favor. Esta decisión sería, por tanto, una forma de ganar tiempo hasta que haya una resolución en firme de este organismo. El problema es que Google parece tener la sartén por el mango en este conflicto y, sea cual sea el fallo, podrá volver a eliminar estos textos para evitar pagar a los editores.

En España, el Gobierno aprobó hace unos días la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual que incluye la llamada “tasa Google” con una validez de un año. El fracaso de los medios alemanes debería servir de escarmiento a los miembros de la AEDE y disuadirlos de cobrar una indemnización que provocaría su desaparición de Google News

Por Miriam Garcimartin

Leer artículo completo aquí


Los periódicos alemanes se rinden ante Google News y piden volver a ser indexados

octubre 23, 2014 No Comments

Artículo de Genbeta 

Hace un par de semanas, Google tomaba una decisión sin precedentes en Alemania: como algunos editores de medios tradicionales se quejaban de que Google News utilizaba sus imágenes y las primeras líneas de sus artículos para incluir en su apartado de noticias, el gigante buscador decidió retirar esta información. En su lugar, y para los periódicos que habían protestado, comenzaron amostrar únicamente los titulares enlazados.

2351307621 8a6f3ecd27 B

Ahora, apenas un par de semanas después, dichos editores han cedido y han firmado una cesión de derechos gratuita para que Google pueda usar el resumen y la imagen en miniatura, como ocurría hasta antes de que demandaran al propio buscador. En un comunicado emitido por VG Media, una de las compañías que defendían la acción contra Google News, aseguran haberse visto obligadas a ceder por “presiones económicas” de Google al eliminar éste las imágenes y el resumen de sus noticias en sus servicios.

“Los editores de VG Media Press han cedido porque el poder de mercado de Google es superior al 90%”, según explican los propios responsables de VG Media. Reconocen, además, pérdidas económicas por una caída del tráfico en consecuencia con la decisión de Google de eliminar la información complementaria de sus noticias. Se quejan de que además de desaparecer de Google News, Google retiró las imágenes y resúmenes de sus artículos de Google Search, con la correspondiente pérdida de visibilidad.

Actualmente, si haces una búsqueda en Google sobre un tema de actualidad, el buscador devuelve también algunas noticias que aparecen indexadas en Google News. Los editores no están contra esto, ya que les reporta mucho tráfico, pero sí que están molestos porque utilicen esta misma información en Google News. Que se quejen únicamente de Google News tiene su sentido(económico): quieren obtener una compensación y, si se quejaran de Google Search, el buscador podría retirar sus resultados directamente de la búsqueda.

¿Significa que se dan por vencido? No, y es que anuncian que seguirán persiguiendo acciones legales contra Google. Ahora, simplemente y para evitar la caída de tráfico, han pedido a Google que les vuelva a indexar. ¿Ocurrirá lo mismo en España si finalmente se cierra Google News? ¿Se arrepentirán los periódicos de haber perseguido el Canon AEDE cuando, según lo esperable, pierdan tráfico al perder la posición ventajosa que les otorga este portal de noticias? Va a ser interesante ver el resultado.

Vía | TechCrunch
Imagen | Martin Deutsch

Leer artículo completo aquí


Si no te gusta la web, eres muy libre de irte

octubre 6, 2014 No Comments

Artículo de Enrique Dans

Google adopta finalmente la actitud seria y coherente que muchos llevábamos tiempo exigiéndole, yreplica a los diarios alemanes que si no permiten que sus contenidos sean indexados de forma gratuita, sencillamente dejará de indexarlos. Por el momento, la medida consiste en la eliminación de las imágenes y lossnippets (fragmentos no significativos de texto) de los resultados de búsqueda, pero a nadie escapa que, en realidad, se trata tan solo de un primer paso que, en caso de persistir los medios en su actitud, podría llegar a marcar su desaparición.

Los medios alemanes afectados acusan a la compañía de chantaje, una acusación tan ridícula como absurda: Google únicamente está, en este caso, defendiendo la naturaleza abierta de la web, y concretamente, una de sus reglas de oro fundacionales: que enlazar es completamente libre. Los primeros en amenazar y chantajear no solo a Google, sino por extensión a toda la web, han sido unos medios que, con una mentalidad propia del siglo pasado, pretenden alterar el funcionamiento del entorno en el que les ha tocado vivir.

No nos engañemos: no se trata de ninguna disputa sobre la propiedad intelectual de las noticias – concepto que por otro lado sería muy discutible – sino de una forma de rapiña auspiciada por los gobiernos de turno, que han visto además en la posibilidad de financiar a los medios de comunicación una manera de asegurarse un trato más favorable. Un auténtico caso de corrupción: tengo algo que el gobierno quiere, y lo pongo sobre la mesa de negociación a cambio de que ese mismo gobierno dicte leyes que me autoricen a extorsionar a un tercero.

El problema de Google no es pagar o no pagar un dinero a una serie de medios, sino convertirse en excusa para que, a partir de ese momento, esos mismos medios pueda reclamar el cobro, en forma de canon, a cualquier otro. Google tiene recursos para pagar a los medios que haga falta pagar, pero muchas páginas on los tenemos, y la sola idea de pagar por enlazar y comentar una noticia es algo completamente inaceptable, que se convertiría además en una suerte de “impuesto a la opinión” o a la conversación. En la práctica, es como si el gobierno pretendiese cobrarnos un canon por el derecho a comentar las noticias en la barra del bar.

Los periódicos convencionales tienen un serio dilema: tras años no siendo capaces de adaptarse a la web y perdiendo dinero en ella de manera sostenida, pretenden que llegue un tercero que sí se ha adaptado y les pague la factura. Auxiliados por gobiernos irresponsables o directamente corruptos que se arrogan el derecho a cambiar directores de periódicos a golpe de subvención y de publicidad institucional, se han erigido en un lobby que pretende, de manera absolutamente megalomaníaca, cambiar las reglas de la web, reescribir el concepto de enlace, y decidir quién paga a quién y por qué, en virtud de conceptos que siempre estuvieron y seguirán estando al margen de ese tipo de cuestiones. Un enlace es un enlace, y mientras el contenido o el tono de mi enlace no sea constitutivo de delito, puedo enlazar libremente a quien me dé la gana, cuando me dé la gana, y por supuesto, sin pagar a nadie.

La medida de Google representa tan solo un primer paso. La compañía, claramente, ha tratado por todos los medios de evitarla, pero llega un momento en que la cuestión se vuelve incoherente: no puedes estar reclamando firmeza a todos tus compañeros de viaje, a las asociaciones, a los medios con concepciones más racionales de la web o a los agregadores, y mientras, estar manteniendo una actitud tibia, extremadamente prudente y con un talante casi negociador, porque se interpreta como que estás en realidad queriendo nadar y guardar la ropa.

Obviamente, la solución de excluir a determinados periódicos del índice no gusta a nadie: ni al que la toma, ni a los medios afectados, ni a los usuarios. El buscador pasa a tener un índice que no refleja la totalidad de la información, sino que deja fuera una parte de ella. Los usuarios pasan a tener una herramienta con resultados de peor calidad. Y los medios, con la exclusión, pierden un tráfico que les aporta un flujo constante de visitas, y sobre todo, que marca en gran medida su nivel de relevancia y su capacidad de influencia. Pero la medida supone la única posibilidad de reconducir una situación demencial a la que solo una conjunción de intereses tan perfecta como la codicia de los medios y la corrupción e incompetencia de determinados políticos nos había llevado. Un buscador pierde mucho cuando excluye páginas de su índice, pero ninguna fuente es insustituible, menos aún si lo que pretendía era, por algún tipo de “derecho divino”, cambiar a su antojo reglas que no son suyas ni del buscador afectado, sino de todos los usuarios. Si a alguien no le gustan las reglas de la web, es muy libre de excluirse de ella.

Leer artículo completo aquí